Un paseo por el Cosmos

Si queréis daros un buen paseo por el Cosmos estos días, lo mejor es que entréis en la nueva (y gratuíta) exposición de la Biblioteca Nacional. Quizá no haga falta decir mucho de ella si os comento que la ha organizado José Manuel Sánchez Ron, uno de los mejores historiadores de la ciencia en España, pero de todas formas os voy a contar mi impresión para animaros a ir.

Arquímedes en griego.

Cosmos está divida en cuatro secciones: Universo, Tierra, Vida y Ciencia, y en cada una se pueden degustar los mejores libros del pensamiento humano, clásicos inmortales que muy raras veces se dejan ver. La selección es tan completa y variada que impresiona: Euclides, Arquímedes, Gauss, Newton, Kepler, Tycho Brahe, Darwin, da Vinci, Humboldt, Linneo, Galeno, Maxwell, Galileo, Copérnico, Ptolomeo, Dalton, Faraday, Einstein, Bohr, Heisenberg, Watson y Crick… En fin, son ¡unas 200 obras!

Esta colección está aderezada con una surtida gama de valiosos objetos de otros museos para que nadie se aburra, piezas valiosas que van desde la esfera armilar o el astrolabio hasta los robots o los telescopios, incluyendo una gigante tabla periódica, fósiles, árboles, animales, cristales, maquetas… Uno de ellos, el fabuloso mapa de Juan de la Cosa, os hará regresar por un momento a las cartografías de lo desconocido.

Carta de Juan de la Cosa (1500)

A New System of Chemical Philosophy, de Dalton (1805)

Entre todas las maravillas de la exposición, dos páginas han llamado mi atención por lo bien elegidas que estaban (no sé si sabéis que yo de mayor quiero ser el tipo que selecciona las páginas de los libros de las exposiciones =) . Una es la página en la que se descubren los elementos de Dalton, dentro de su libro A New System of Chemical Philosophy. Esa página me hizo recordar lo que costó demostrar la existencia de los átomos, y los años necesarios para llegar al decisivo experimento de Dalton de las proporciones definidas.

Esquema comparativo de simios del libro de Huxley (1863)

La otra página que llamó mi atención fue la que contenía esta famosa comparación de simios del libro Man’s place in Nature de Huxley, tantas veces utilizada como ejemplo de la evolución y a la vez tantas veces modificada para hacer camisetas. Ver el original fue un recordatorio de que hay que intentar buscar siempre las fuentes del conocimiento y no quedarse en lo superficial. Porque:

Ninguna ciencia, en cuanto a ciencia, engaña; el engaño está en quien no la sabe. Miguel de Cervantes

@DayInLab

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s